Nuestros sitios
Compartir

Banda El Recuerdo acompañó a Joan Sebastián en Chicago

Por: Soy Grupero 23 Jul 2015

Banda El Recuerdo acompañó a Joan Sebastián en Chicago

La primera banda de viento que llegó a Chicago (EUA), fue la Banda El Recuerdo de Celaya, quienes nos revelaron sentirse contentos de haber gozado de la oportunidad de acompañar musicalmente en tierras norteamericanas al “Rey del Jaripeo”, Joan Sebastian. El representante y músico de Banda El Recuerdo, Benjamín Renteria comentó que están festejando 29 […]

La primera banda de viento que llegó a Chicago (EUA), fue la Banda El Recuerdo de Celaya, quienes nos revelaron sentirse contentos de haber gozado de la oportunidad de acompañar musicalmente en tierras norteamericanas al “Rey del Jaripeo”, Joan Sebastian.

El representante y músico de Banda El Recuerdo, Benjamín Renteria comentó que están festejando 29 años de existencia.

Este video te puede interesar

“El 24 de Julio celebramos la formación de la primera banda que llego a Chicago. Nuestra primera tocada fue en el año 1986 y fue en un bautizo. Los fundadores son José Rodríguez del Sauz Villaseñor, Javier Tamayo de Ojo Seco y Martin Mancera de Ojo Seco .Después de nosotros, llego la Banda Potosina, Tupataro de Galeana y Banda El Pueblo”, expresó el nativo de Ojo Seco.

Manifestó que en 6 ocasiones la Banda El Recuerdo acompaño al “Poeta del Pueblo” en distintas presentaciones.

“Nosotros nos adaptábamos a lo que pedía Joan, en plaza o en salones. Fue una grata experiencia, haber sido parte de los inicios del “Rey del Jaripeo”. Hemos acompañado en 3 ocasiones a Ezequiel Peña, a Graciela Beltrán en 6 ocasiones, al Lobito de Sinaloa 4 veces, en 10 ocasiones al Puma de Sinaloa y al Chapo de Sinaloa en 5 veces”, declaró el talentoso músico de Banda El Recuerdo.

BANDA EL RECUERDO TIME

Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable
Descarga AQUÍ el especial Los Tigres del Norte muestran su lado más sensible.. ¡Descárgalo GRATIS!
¿QUÉ TEMA TE INTERESA?
TE RECOMENDAMOS
Enlaces patrocinados por Taboola