Nuestros sitios
Comparte
Compartir
PUBLICIDAD

“Indeleble”, el nuevo disco de Los Sebastianes

Por: Soy Grupero 17 Ago 2015

Finalmente! Después de hacernos esperar un rato, ya podemos comprar el nuevo disco de Los Sebastianes, “Indeleble”, una producción de Saúl Plata Madueño que cuenta con 15 temas de diferentes compositores: Indeleble de Abraham López y Alex García Este video te puede interesar A Poco de Luciano Luna PUBLICIDAD Llórame de César Valdivia, Dany Pérez […]


“Indeleble”, el nuevo disco de Los Sebastianes
PUBLICIDAD

Finalmente! Después de hacernos esperar un rato, ya podemos comprar el nuevo disco de Los Sebastianes, “Indeleble”, una producción de Saúl Plata Madueño que cuenta con 15 temas de diferentes compositores:

Indeleble de Abraham López y Alex García

Este video te puede interesar

A Poco de Luciano Luna

PUBLICIDAD

Llórame de César Valdivia, Dany Pérez y Álex García

Por si no recuerdas de Alfonso Orocha Flores y Juan Diego Sandoval

Osito Pu de Noé, “el gato”, Hernández

A una almohada de distancia  de Miguel Luna y Nicasio H. Cantú

 

 

No te apartes de mí de Roberto Carlos, Erasmo Carlos y Luis Gómez Escolar

No es la primera vez de Abraham López y José Alejandro Ibarra

¿Quién te crees tú? de Martín Castro y Josué Ricardo Benítez

Mi Otro Yo de Roberto Martínez

Mirando al cielo de Martín Castro y Josué Ricardo Benítez

No tuve inconveniente de Juan Diego Sandoval y Adolfo Zambrano

En tus días de Horacio Ortíz

Amores de paga de Sergio Sánchez Ayón

Yo no me importa de Sergio Sánchez Ayón.

Ya lo puedes comprar, de maner digital o física y ser parte de una banda de “…apasionados, alegres, hiperactivos, románticos, muy buena onda, super  sencillos y con un corazón muy grande, orgullosamente originarios de Mazatlán, Sinaloa”.

HAZ CHOCOLATE CON LOS SEBASTIANES

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable
Descarga AQUÍ el especial BFGoodrich, cuando la pasión se encuentra con el desempeño.. ¡Descárgalo GRATIS!
TE RECOMENDAMOS
Enlaces patrocinados por Taboola