Nuestros sitios
Comparte
Compartir
PUBLICIDAD

Guapos y talentosos, ¿a quién prefieres?

Por: Soy Grupero 24 Abr 2014

Bobby Pulido Comenzó su carrera desde muy chico gracias a la influencia y apoyo de su padre, la gran leyenda tejana Roberto Pulido y bajo el sello de la disquera Emi Latin Fue el primer artista Grupero/Regional Mexicano en llenar el Auditorio Coca-Cola de la Ciudad de Monterrey, N.L.; escenario reservado hasta ese entonces (1999), […]


Guapos y talentosos, ¿a quién prefieres?
PUBLICIDAD

Bobby Pulido

  • Comenzó su carrera desde muy chico gracias a la influencia y apoyo de su padre, la gran leyenda tejana Roberto Pulido y bajo el sello de la disquera Emi Latin
  • Fue el primer artista Grupero/Regional Mexicano en llenar el Auditorio Coca-Cola de la Ciudad de Monterrey, N.L.; escenario reservado hasta ese entonces (1999), para artistas rock y pop
  • Tiene más de 10 producciones en su discografía
  • Siendo originario de Texas, Estados Unidos, ha sabido conquistar el mercado americano y mexicano; además de que su carisma y sencillez le ha permitido llevar su música a otros lugares
  • Ha logrado unir la música tejana, grupera y norteña con gran éxito

Saúl ‘El Jaguar’

  • Comenzó su carrera cantando en bares, eventos y fiestas privadas; alternando esto con sus estudios
  • Antes de la música, trabajó como mesero, empacador y pintor para sobrevivir y ayudar a su familia
  • A los 16 años se incorporó como primera voz del grupo Ingratos y en 2005 firmó su primer contrato discográfico como solista
  • Cuenta con más de cinco producciones
  • A sus 27 años, ya ha conquistado varios estados de la unión americana y toda la República Mexicana

Si quieres tener una imagen exclusiva de estos dos guapos, da click aquí

http://goo.gl/eLt1u3

Este video te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Descarga GRATIS nuestro especial del mes
Descargable
Descarga AQUÍ el especial BFGoodrich, cuando la pasión se encuentra con el desempeño.. ¡Descárgalo GRATIS!
TE RECOMENDAMOS
Enlaces patrocinados por Taboola